Beneficios de los probióticos en pacientes oncológicos: fortalecimiento del sistema inmunológico

El cáncer es una enfermedad devastadora que afecta a millones de personas en todo el mundo. El tratamiento del cáncer suele incluir quimioterapia y radioterapia, que pueden debilitar el sistema inmunitario y dejar a los pacientes vulnerables a las infecciones.

Sin embargo, los investigadores han estado estudiando los beneficios potenciales de los probióticos en pacientes con cáncer para reforzar el sistema inmunitario y mejorar la salud en general.

probióticos en pacientes oncológicos

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos que pueden aportar beneficios para la salud cuando se consumen en cantidades adecuadas. Estas bacterias beneficiosas se encuentran en alimentos fermentados como el yogur, el kéfir y el chucrut, así como en suplementos dietéticos. Los probióticos son esenciales para un microbioma intestinal sano, que a su vez influye en el sistema inmunitario y la salud en general.

¿Cómo ayudan los probióticos a los pacientes de cáncer?

probióticos en pacientes oncológicos cancer

El cáncer y sus tratamientos pueden comprometer el sistema inmunitario, dejando a los pacientes de cáncer más susceptibles a las infecciones y otras complicaciones de salud.

Los probióticos pueden ayudar al sistema inmunitario mejorando la salud intestinal y reduciendo la inflamación. Además, los probióticos pueden ayudar a reducir los efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia, como náuseas, diarrea y daños intestinales.

1. Fortalecer el sistema inmunitario

Al mejorar la salud intestinal, los probióticos pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunitario, algo esencial para los enfermos de cáncer. Un estudio publicado en el Journal of Clinical Oncology descubrió que los probióticos podían mejorar la respuesta inmunitaria en pacientes que recibían quimioterapia para el cáncer de colon. Otro estudio en pacientes con cáncer de mama demostró que los probióticos podían estimular el sistema inmunitario y reducir la inflamación.

2. Reducción de los efectos secundarios

Los probióticos también pueden ayudar a reducir los efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia. Una revisión sistemática publicada en el Journal of Supportive Oncology descubrió que los probióticos podían reducir la gravedad y la frecuencia de la diarrea en pacientes con cáncer sometidos a quimioterapia. Además, los probióticos pueden ayudar a reducir el riesgo de daño intestinal causado por la quimioterapia y la radioterapia.

3. Mejora de la absorción de nutrientes

Los probióticos también pueden ayudar a los enfermos de cáncer a absorber mejor los nutrientes de los alimentos. La quimioterapia y la radioterapia pueden afectar negativamente al microbioma intestinal y reducir la absorción de nutrientes, lo que conduce a la desnutrición. Sin embargo, los probióticos pueden ayudar a mejorar la salud intestinal y aumentar la absorción de nutrientes, lo que es esencial para los enfermos de cáncer.

Elegir el probiótico adecuado

No todos los probióticos son iguales, y es esencial elegir el adecuado en función de las necesidades de los enfermos de cáncer. Es esencial seleccionar un suplemento probiótico que contenga cepas específicas de bacterias que hayan demostrado proporcionar beneficios a los pacientes con cáncer. El Lactobacillus acidophilus, el Bifidobacterium bifidum y el Lactobacillus rhamnosus son ejemplos de cepas que han demostrado ser beneficiosas para los enfermos de cáncer. Aquí dejamos una recomendación de nuestros expertos.

Conclusión

Los enfermos de cáncer se enfrentan a muchos retos durante su tratamiento, y los probióticos pueden ser una herramienta útil para mejorar su salud y bienestar generales. Los probióticos pueden ayudar a reforzar el sistema inmunitario, reducir los efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia, y mejorar la absorción de nutrientes. Al elegir un suplemento probiótico, es esencial seleccionar uno que contenga cepas específicas que hayan demostrado ser beneficiosas para los pacientes de cáncer. Los probióticos pueden ser un complemento beneficioso para el plan de tratamiento de los enfermos de cáncer, y se necesitan más investigaciones para determinar el alcance de sus beneficios.