Origen del hierro para el cuerpo humano: ¿De dónde se obtiene y cuáles son sus fuentes?

El hierro es un mineral que el cuerpo humano necesita para funcionar correctamente. Es un componente importante en la producción de hemoglobina, que transporta oxígeno en los glóbulos rojos, y de mioglobina, que ayuda a las células musculares a almacenar oxígeno. Pero, ¿de dónde procede el hierro y cuáles son sus distintas fuentes?

Tipos de hierro

Existen dos tipos de hierro que utiliza el organismo: el hierro hemo y el hierro no hemo. El hierro hemo se encuentra en alimentos de origen animal, mientras que el hierro no hemo se encuentra en alimentos de origen vegetal.

Fuentes del hierro hemo

El hierro hemo se encuentra principalmente en alimentos de origen animal, como la carne roja, la carne de ave, el pescado y el marisco. Se considera que el organismo lo absorbe más fácilmente que el hierro no hemo.

De hecho, el hierro hemo puede absorberse hasta tres veces más eficazmente que el hierro no hemo.

de dónde se obtiene el hierro para el cuerpo humano

Fuentes de hierro no hemo

El hierro no hemo se encuentra principalmente en alimentos de origen vegetal, como los frutos secos, las semillas, las judías y las verduras. El organismo no lo absorbe tan fácilmente como el hierro hemo. Sin embargo, el consumo de alimentos ricos en vitamina C, como los cítricos o los tomates, puede mejorar la absorción del hierro no hemo.

Ingesta recomendada de hierro

La ingesta diaria recomendada de hierro varía en función de la edad, el sexo y otros factores. Los varones adultos necesitan 8 miligramos de hierro al día, mientras que las mujeres adultas necesitan 18 miligramos al día.

Deficiencia de hierro

de dónde se obtiene el hierro en el cuerpo humano

La deficiencia de hierro es una afección que se produce cuando el organismo carece de hierro suficiente. Puede provocar anemia, un trastorno en el que el cuerpo tiene escasez de glóbulos rojos.

El cual es muy común en las personas que no tienen un dieta rica en los alimentos anteriormente mencionados.

Los síntomas de la anemia ferropénica incluyen fatiga, debilidad, dificultad para respirar y palidez de la piel.

Fuentes de suplementos de hierro

Los suplementos de hierro pueden ser una buena fuente de hierro para quienes necesitan un aporte superior al que pueden obtener de su dieta. Suelen recomendarse a mujeres embarazadas, deportistas y personas con anemia ferropénica. Los suplementos de hierro pueden encontrarse en forma de comprimidos, cápsulas y líquidos.

Conclusión

El hierro es un mineral esencial para el cuerpo humano, y puede obtenerse de diversas fuentes. El hierro hemo se encuentra en alimentos de origen animal, mientras que el hierro no hemo se encuentra en alimentos de origen vegetal. Consumir una dieta equilibrada que incluya fuentes de hierro hemo y no hemo, así como vitamina C, puede ayudar a garantizar que el organismo obtiene suficiente hierro para funcionar correctamente. En los casos en que una persona necesite una mayor ingesta de hierro, los suplementos pueden ser un complemento útil de su dieta.

Deja un comentario